sábado, 21 de diciembre de 2013

sábado, 7 de diciembre de 2013

Soy Feliz

Bueno gente, os dejo por aquí, una de mis primeras canciones grabadas en el estudio de Radio de Imagono junto a mi compañero Alberto, quien me hace los coros.
En un principio esta la escribí para cantarla con dos compañeros más, uno de ellos Chus, de quien os dejaré por aquí abajo un vídeo suyo, sin embargo no hemos coincidido aun en grabarla pero espero que pronto empecemos y la tengamos.
Espero que os guste ;)







viernes, 6 de diciembre de 2013

En las Nubes 1x1 Piloto

Como se puede leer en el título, queridos lectores, el equipo de radio en las nubes (de cual formo parte, obviamente) hemos subido el primer programa de En las Nubes en Radio Imagono.
En este programa pilotos, os presentaremos el formato del programa, los integrantes y algunas de las secciones que ya hemos puesto en marcha.
Os dejo aquí el Player para que lo podáis escuchar :)




jueves, 24 de octubre de 2013

Empezando a grabar

Últimamente estoy aprovechando bastante la radio de la uní tanto para grabar canciones de otros como mías, así que cuando tenga unas cuantas grabadas las iré poniendo en el blog para que las podáis escuchar.

domingo, 20 de octubre de 2013

Formas y formas de decir las cosas

Hola amiguitos, me dispongo a contaros una historia que me contaron hace unos días en clase de teoría de la comunicación si mal no recuerdo, y decía así...

Había una vez un ciego que no podía trabajar, por lo que se tenia que verse obligado a practicar la mendicidad.
Este se ponía siempre en la misma calle de París y junto a él colocaba un cartel que decía "soy ciego y no puedo trabajar".
El pobre hombre pasaba los días sin que nadie le echase ni un mísero céntimo, hasta que un día un hombre que pasaba por allí se acercó a él y sin decirle nada cogió el cartel y escribió algo en él. El ciego le pregunto que qué estaba haciendo, pero el hombre se limitó a escribir encima del cartón, a dejarlo en el suelo y a marcharse de allí.

Al cabo del tiempo el ciego empezó a oír el ruido de la monedas chocando en el fondo del bote de la lismosna.
Cuando el hombre volvió a pasar por allí, el ciego le reconoció y le pregunto que qué había puesto  para conseguir que la gente le echase tanto dinero.
El hombre se limito a decirle "hay formas y formas de decir las cosas" y se fue.

Al día siguiente el ciego tuvo la misma suerte que el día anterior, las monedas a no paraban de caer y este no podía creerselo.

El hombre volvió a pasar por ahí y el ciego le preguntó de nuevo que que había puesto para que le echasen tanto dinero. El hombre se limitó a decir de nuevo "hay formas y formas de decir las cosas" mientras se iba a su trabajo.

Y así, cada día que pasaba, el ciego le preguntaba al hombre y el hombre le contestaba lo mismo, hasta que un día, el hombre se paró a su lado a echarle un par de monedas y el ciego, como era costumbre le preguntó de nuevo.

-Amable señor, ¿tendria la amabilidad de decirme que hay puesto en este cartel?
A lo que esta vez el hombre respondió:
-Le vuelvo a decir que hay formas y formas de decir las cosas, yo solo me he limitado a poner lo mismo que usted pero con distintas palabras.
De nuevo el hombre se fue.
Pero ¿quereis saber lo que decía?
"Es primavera en París, y no puedo verla"
Y es verdad que hay formas y formas de decir las cosas.

martes, 24 de septiembre de 2013

Maldito vicio eres

Maldito vicio eres.

Maldito vicio de besarte, de tenerte, de abrazarte.

Maldito vicio de querer siempre estar contigo, a tu lado y tú al mío.

Maldito, maldito y dulce vicio que eres, que somos, yo éxtasis, tu chocolate, tu al probarme explotas en un mar de besos incansables y al probarte yo, me sumerjo en la parte mas dulce de tu boca.

Maldito vicio que, al no poder saciarlo, quiero incluso más, más de ti, de tu boca, de tu cuello, de tu pelo, de ti en general.

Maldito vicio del que no me quiero desprender.

Maldito vicio el verte venir de lejos, o el aparecer de pronto a tu lado y sin que te des cuenta, para asustarte y calmarte con un solo beso.

Maldito vicio de acompañarte a casa y volverme contigo en la cabeza.

Maldito vicio de hablarte hasta cuando no me escuchas, de que contestes por mí, de contestar lo mismo y a la vez.

Maldito vicio de pensar, de saber, que somos iguales aun siendo tan diferentes y aun estado tan distantes.


Maldito vicio tu olor, y tu forma de ser, maldito vicio tú, entera y solita para mi.

martes, 10 de septiembre de 2013

sábado, 7 de septiembre de 2013

Cadena de Favores

Bueno gente, hoy es un día lluvioso, como casi tos los días de esta semana, y como aun estoy en Xeraco y aquí hay poco que hacer si llueve, me he propuesto contaros una de las múltiples experiencias que he pasado este verano. No es una historia rara de esas que dices meeekaaaa!!, más bien son unas serie de coincidencias que yo uní y a las que les intenté dar un significado. Consta de dos partes y una reflexión final así que allá vamos.


Hace como aproximadamente dos semanas nos encontrábamos, una noche más, en la playa unos amigos y yo. Como de costumbre, nos separamos los tíos y las tías para hablar de nuestras cosas. Yo me fui con Edu y con Ivan, de los cuales os hablaré otro día, si eso, y mientras Almu se quedó con Laura y con alguien más, si mal no recuerdo.
Ellas se quedaron tiradas en la toalla, mientras que nosotros caminamos por la playa hasta encontrar una especie de barca dada la vuelta, la cual usamos de banco. Allí nos sentamos.
Empezamos a desvariar, como siempre, y a contarnos historias entre nosotros. Edu, el cual es un excelente narrador (si me deja algún día haré algo de una historia suya), es un fumador empedernido y como no, en ese momento estaba fumando.

La cosa es que al poco tiempo de llegar allí, Edu se encendió un cigarro y acto seguido se empezaron a acercar dos chavalas desde la orilla hacia nosotros. De lejos no estaban mal, y realmente tampoco lo estaban, solo que una de ellas era un poco gorda y la otra era su amiga maja. En un principio creíamos que querrían nuestro WhatsApp o algo de sexo, pero solamente querían fuego.
Edu, evidentemente se ofreció para dárselo, pero les dijo en plan coña que solo se lo daba si le daban lo que él llama un piti industrial, que viene siendo un piti que no es de liar, de estos de la cajetilla.  La chica encendiéndose uno de estos pitis nos dijo que no tenía más que ese y Edu para no quedar mal les dijo que era coña. Las chicas nos agradecieron el fuego y se volvieron por donde habían venido.

Cuando estas estaban a una distancia prudencial se rompió el silencio para dejar paso a una serie de insultos e improperios hacia su persona. “ Puta gorda, viene aquí con un piti industrial y tiene la cara de decirme que no tiene más”, “seguro que los tiene escondidos entre sus tetas de gorda” etc, etc, etc…
Una vez se nos acabó el repertorio de insultos, volvimos a empezar a soltar gilipolleces y a contar otra vez anécdotas.
Al poco tiempo, vinieron de nuevo las dos chiquillas y alguien soltó algo parecido a “ya viene la gorda otra vez”. Venía con un piti en la mano y pensábamos que venía a gorronearnos el mechero de nuevo, sin embargo cuál fue nuestra sorpresa cuando alargó la mano y le dio a Edu el valioso piti industrial.
Evidentemente le dimos las gracias y ellas se marcharon sonriendo, con la satisfacción de quien acaba de hacer una buena acción.

La cara de gilipollas que se nos quedó a los tres era de foto.

Habíamos estado insultando a las pobres chiquillas diciendo que si no querían darnos un cigarro o que si ese truco nos lo sabíamos todos y justo llegan y nos lo da con toda la alegría del mundo. Nos sentimos como tres mierdas encima de una barca.

Después del bajón empezamos a hablar sobre los prejuicios y Edu terminó por ilustrarnos con una de sus fantásticas historias.


Esta es la primera parte de la entrada, en la que tres gilipollas dan fuego a unas chavalas y se meten con ellas solo porque no tienen un cigarro, pero se llevan un chasco.


La segunda parte de la historia consta de dos protagonistas, uno de los cuales era yo, está claro. El otro era Iván, uno de los otros dos colegas que estaban conmigo el día de la barca.
A estas alturas del verano, Edu ya se había ido y esa era la última noche de Iván.
Estábamos tranquilamente, de jajas, en un banco en mitad de Xeraco observando a la gente que pasaba y soltando los típicos “imaginate que vamos y…” que sueltas cuando no tienes nada mejor que hacer.

El caso es que había una panda de chavalillas sentadas en un banco a unos pocos metros de nosotros que, minutos antes le habían preguntado a Iván si él era de Benifayó, que es el pueblo donde vive mi amigo. Nosotros las mirábamos, como el que mira al pasado acordándose de cómo eras cuando tenias 15 años, o por lo menos así las miraba yo, no sé qué haría Iván.
La cosa es que tres de ellas se levantaron del banco y caminaron hacia nosotros con el andar despreocupado del que va a pedir algo, sin tener contacto visual hasta el final, para que el que es pedido sea asaltado por el pedidor y no tenga tiempo ni recursos para buscar una escusa.
Yo suponía que vendrían hacia nosotros por algo, pero no me imaginaba que podría ser, sin embargo le di ligeramente con el codo a Iván y este apagó a Green Valley del móvil.
Una de las chicas hizo de portavoz y con una vocecilla de niña buena nos preguntó si teníamos un cigarro. Nosotros pensando que no sabrían liar les dijimos que no y que lo sentíamos. Ellas se dieron la vuelta tras decirnos que no pasaba nada y darnos las gracias igualmente.

Al rato Iván y yo, recordando a Edu, nos acordamos del día de la playa que acabo de contaros y empezamos a elucubrar.

Iván tenía tabaco de liar y papel en la mochila y después de hablar sobre si lo debíamos hacer o no, decidimos hacerles un cigarro a las pobre chiquillas. La cosa era que nos liaríamos uno cada uno y que el que mejor lo liase se lo daría a las chavalas y quedaríamos como los putos amos. Y asi fue. Evidentemente, como yo soy un liador pésimo fue Iván quien tuvo el placer de darles el cigarro a las chicas y se quedó con la patata que yo acababa de hacer.

Nos levantamos con el fin de ir al chiringuito, en donde encontraríamos a unos colegas, no sin antes pasar por el banco y darles el cigarro.
Comenzamos a andar con el paso de quien sabe que va a hacer una buena acción, evidentemente sin mirar a nuestras victimas, hasta que llegamos allí e Ivan se les acercó hablando en valenciano mientras yo le esperaba en la retaguardia.
Les dijo algo parecido a “¿Os vale con tabaco de liar?” a lo que ellas respondieron que si.
Se lo dio y nos marchamos de allí imaginándonos sus caras mientras se oia tras nosotros “O Dios que puto amo” en valenciano.
Nuestros andares de Fuck Yeah nos delataban. Estábamos orgullosos de lo que acabábamos de hacer, no por el hecho de darles un poco de tabaco a las niñas, sino porque lo que acabábamos de hacer  hacia que la cadenas de favores siguiese. A nosotros dos amables chavalas nos habían ofrecido un cigarro tan solo por tener fuego para ellas, y ahora nosotros habíamos hecho lo mismo por otras chavalas, gente completamente desconocida y a quien probablemente no íbamos a volver a ver nunca más, pero por quien habíamos hecho algo bueno (si es que dar un cigarro a unas chavalas se puede clasificar dentro de lo bueno).


Y es aquí donde empieza mi rayada personal, ¿no sería genial que las chicas las cuales nos pidieron fuego, hubiesen pasado por nuestra misma situación y alguien hubiese venido desde la comodidad de su banco sin querer nada más que la satisfacción de hacer algo por otra persona? Y es más, que nosotros hayamos continuado con la cadena dándoselo a estas chicas y quién sabe si estas le habrán pasado ya el relevo a otro grupo de chavales. Es algo parecido a lo que pasa en la película Cadena de favores. Sería bonito que el mundo funcionase así ¿verdad?

Por cierto, en lo que he escrito esta historia ha salido el Sol :)

jueves, 5 de septiembre de 2013

Respira

Respira, relaja tu cuerpo y túmbate tranquila, nota como el aire te pega el pelo a las mejillas, cierra lentamente los ojos, siente como te pesan los parpados.

Ahora sueña, piensa en ti y en mi, los dos solos, alejados del mundo, sin nadie más.

Vuelve a respirar, coge aire y suéltalo lentamente. No abras los ojos, mantenlos cerrados.

Siente como tu piel se estremece con el roce de mis dedos. Estos llegan hasta tus labios y se posan en ellos. Allí se quedan, quietos, inmóviles, hasta que mis labios les den el relevo.

Sigue soñando, pero no te despegues de mi, que yo tampoco lo haré, solo quédate quieta y sueña, sueña conmigo y contigo, los dos, alejados del mundo, solos, sin nadie más.


Vuelve a coger aire, abre los ojos. No hace falta que sigas soñando, solo siente que estamos tu y yo, solos, alejados del mundo, sin nadie más que nos impida soñar.


Dedicada a mi Pupete por este verano que me has hecho pasar y por los que me harás pasar.

Campello 2013

Hoy, dia 27 he llegado de Campello, un pueblecillo cerca de Alicante, en el cual he estado con 4 de mis mejores amigos, el famoso Chelu, Oscar alias WarCry, Javi (mi premoh) y la gran Maria, que la verdad es que estaba allí, por que la casa era de sus tíos y bueno nos la tuvimos que llevar jajajaaja. Es broma tonta, no te enfades.

Pero en realidad no soy yo el que ha tenido la suerte de estar allí con todos ellos, sino ellos de que han podido disfrutar de una estancia de 5 días y apenas dos noches, en una fantástica casa a 19 segundos de la playa y sobre todo de la experiencia que es vivir con un ser tan poco capacitado para vivir en sociedad como soy yo; pero me da la impresión de que se lo han pasado bastante bien.

Aunque no todo han sido risas y días de playa, pues una de las chicas con las que íbamos a ir, no pudo venir, pues tras comprar el billete, suspendió la selectividad, y se quedó en Madrid con la esperanza de que le subiesen como 3 puntos de media... cosa que en mi opinión fue una tontería, pero quien soy yo para juzgar a la gente y para decir quien hace las cosas bien y quien mal. Lo hizo mal...

Bueno, en realidad si que fueron todo risas y cuerpos rojos por el sol y sobretodo quemaduras de tercer grado por las hogueras.

En los siguientes párrafos os contaré lo que han sido mis 5 días y lo que hicimos con ellos alli, en la jurisdicción del surtidor, pero tranquilos, que si esto os aburre, os dejo en los comentario un vídeo muy bueno de un mono masturbándose con el que podréis disfrutar infinitamente mas que leyendo este blog. Ale ayá voy.

Cogimos el AVE el dia 22 sobre las 10 de la mañana, o eso decía el billete, pues hasta y media no se movió alli ni el tato, pero por lo menos, a mitad de trayecto, nos comunicaron que podríamos pedir un tanto por ciento del precio total del viaje por el retraso y bla bla bla.
En ese tren íbamos Chelu, Maria, Óscar, mi guitarra y yo con nuestras respectivas maletas, la mia llena de ropa que no me llegué a poner y sobre todo apuntes, Siii, apuntes recién salidos de mi habitación esperando a ser quemado a los dos días en las playas de Campello.

Esperábamos que el viaje fuese un coñazo, pero dio la casualidad de que nos pusieron una peli que se llama la Vida de Pi, que va de un niño que naufraga por que es indu y nadie le quiere, y está en el bote salvavidas con un tigre de bengala al que adiestra mas que nada para que no se lo coma. La peli no estuvo mal por lo que no se nos hizo muy largo, por lo menos a mi.

Según nos acercábamos al mar, al señor Oscar se le ponían los ojos mas y mas rojos, fruto de una alergia nueva que nadie conoce a la que yo he dado nombre, WarCracismo, y la cual consiste en que cuanto mas cerca está de una playa, mas rojos se le ponen los ojos. Se le ponen, para los que frecuentan las raves, como si se hubiese metido dos rayas, cuatro porros y un tampon lleno de vozka, su PreMoH...

Cuando llegamos, el sentimiento de euforia que sentía era directamente proporcional al color de los ojos de Óscar, por lo que no podía parar de hacer fotos y vídeos a todo, hasta hablaba con las viejas de la calle y corría esquivando los coches para hacer fotos a las fallas que habían por la calle, una de las cuales es, perdón era, por que alli en valencia les da por quemar todo, igual que la careta de Crash Bandicoot.



Esperamos al señor autobusero en la parada, oviamente, hasta que llegó nuestro querido numero 21, un autobus interurbano, si mal no recuerdo, que pasaba por todos los pueblecillos costeros, como San Juan, Campello y no me se más... Lo mas raro de todo esto es que me pase todo el tiempo que estuvimos en la parada mendigando dinero suelto para coger el bus, pues solo llevaba 2€ y un billete de 50 y normalmente no suelen tener cambio de billetes mas grandes que de 10. Pero cual fu mi sorpresa cuando, después de suplicar a María por unos miseros céntimos, el señor del autobús me dijo que costaba 1,45€.
Me quedé en plan, estas de coña no?? Osea, el día que fui a Torrejon a ver a Juan Magan, eso os lo contare otro día, me costo desde Canillejas 2,50€ y ¡¿me estas diciendo que aquí cuesta menos que el autobús normal?! Estaba indignado, asi que me limité a pagar y a dejar mi maleta cerca de las bolsas de los negros playeros que venden pareos, bolsos guchi y gafas reiban, y me agarre a la barra para no caerme.

Alli estabamos, en un autobus de Alicante, toda una aventura, viendo desde lejos como los ricos limpiaban las cubiertas de sus yates en el puerto y como las niñas que paseaban vestidas de falleras, se deshidrataban poco a poco.

Al fin llegamos a nuestra parada y Chelu no los hizo aun mas gráfico con un, "ha llegado a su destino".

Bajamos, y la humedad del aire nos inundó los pulmones, pero nos daba igual estábamos en la playa y habíamos viajado hasta allí con una misión, buscar guarras.

Subimos las maletas y esperamos a Javi, que tras 4 horas de autobús y de estar aguantando a niños moros gritando en arameo, venia de Miramar. Hicimos el reconocimiento de la casa. Todo en orden: nevera, dos baños, colchones a prueba de niños epilépticos y una buena vista al mar.

Llegó mi premoh y acto seguido nos fuimos a comprar, primero al Consum y luego al Mercadona, ya que el Lidl estaba cerrado por obras. Calor, calor y más calor.

Compramos lo necesario, pasta, huevos, leche, mas pasta, mas huevos, salchichas, pizza, hamburguesa, una sandia y refrigerios varios entre los que se encontraban: preparado de horchata, una garrafa de 5 litros de agua, lima, Ron Almirante pedo al instante, vino peleón, Vodka del mas barato y, por su puesto zumos y un par de litritos bien fríos para reponer electrolitros. Todo muy sano y sin rastro alguno de cualquier alimento de color verde.
Lo único parecido a verdura fue la sandia que compramos para picarla y hacer con ella cócteles de lima y vodka y las peras limoneras, las manzanas y los malacatones para hacer sangría, todo muy sano también.

Volvimos del Mercadona con un carro del Lidl, y subimos la compra a casa.
Una persona normal habría hecho algo rapido de comer con lo que habia comprado, pero nosotros no, nosotros nos pusimos a hacer espaguetis a las cuatro y media de la tarde y hasta que se hicieron nos dieron casi las 6, pero por fin comimos y me quedé dormido como un bebé, como todos los dias...

Desperté y bajamos a la playa a eso que se hace en las playas, tomar el sol, quemarte con la arena, mojarte los pies y entrar en el mar poco a poco hasta que llegas a la zona de riesgo (entre las rodillas y el ombligo) y despues de eso solo te queda meter la cabeza y chapotear un poco, o como hago yo, nadar haciendo la medusa hasta que cojo un poco de calor.
Mientras Javi y Chelu jugaban con una pelota de playa de frigo (que no es ni pelota ni nada, pues las pelotas de playa son ,única y exclusivamente de Nivea, no hay mas) maría y oscar encontraron un pez muerto y yo se lo di a Chelu con la idea de dárselo de comer a una gaviota, pero él lo espachurró, lo mató y se murió.

Tras sobrevivir a la hipotermia, nos fuimos a la piscina que parecía el hijo malformado del logo de Cuatro, pero que estaba infinitamente mas caliente que la playa.
Como no podía ser de otra forma, me puse a hacer mortales y a dejar en ridículo a los demás que simplemente se tiraban de cabeza, hasta que me entró agua en el oído y decidí que era la hora de subir a casa.

Pero ahora que lo pienso ¿Por que os voy a tener aqui media hora leyendo cosas sin sentido?
......
Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo, aquí lo tenéis, 5 Días en Campello.

Pincha AQUI para descargartelo desde Mega


Pincha AQUI para ver al mono









Recién llegado

Bueno, ya ha llegado Septiembre y con ello mi llegada a Madrid, lo que significa que el verano a terminado oficialmente. Ahora lo que viene es una etapa en la que no han empezado las clases, pero el verano como tal ha terminado ya para mi.

Pero evidentemente todo lo bueno tiene que acabar para poder contarlo y hacer de ello algo mejor de lo que en su día fue.

Sinceramente, este ha podido ser uno de los mejores veranos de mi vida, si no el que mejor, pues primero me fui a Campello, después me fui de viaje con mi padre y mi hermano una semana a Madeira y seguidamente a Guardamar tres semanas, para terminar con un mes entero en mi querido Xeraco al que hacía ya dos años que no iba.

La verdad es que lo he pasado genial en todos lados y he conocido a gente alucinante, vamos lo que es un buen verano.

El problema es que tengo demasiadas cosas que contar y no se como lo haré, pues en cada sitio que he estado me han pasado cosas que merecen ser contadas, aunque nadie las lea después xD, y espero que no se me olviden y que en dos semanas como mucho haya subido todo lo que quiero.

Lo primero que subiré será un resumen de lo que fue Campello, y seguidamente algunas de las cosillas romanticonas que le gusta leer a la gente y que me decían que ya no solía escribir, pues bien, he vuelto.


sábado, 8 de junio de 2013

Hi Chris



Os dejo por aquí un pequeño relato que hizo mi padre hace un tiempo para la escuela de idiomas y que me parece interesante. Ademas empiezo con una nueva sección llamada, Relatos Breves, en el que está claro que voy a escribir.


When Chris saw the car parked outside his house, his heart started beating faster, it was a hearse. But it wasn’t one of those which he had seen by chance many times before. This one had something unusual and terrible: six men in black suits were coming out of his house. He then realized something that made his body tremble. He knew those men; they were his elder son, his brother, his cousin, and his three best friends. They were carrying a dark coffin and, walking behind them, was his wife.

Little by little he began to hear a heart beating slower than his, and started to calm down, he was floating weightless in a warm sea and he was falling into a deep sleep. She suddenly woke up, still floating in that warm water, because something was pushing her body and pulling her head. Immediately she saw a blinding brightness and felt cold, but above all, what frightened her most was that she could no longer hear those heartbeats that had so comforted her before. At once she felt a smooth warm skin touching her cheek and heard the reassuring heartbeat again.

- Look John! She’s the most beautiful baby in the world. Isn’t she?
- Yes, my darling! She looks like her mother.
- Hello Chris! I’m daddy!



By Salvador Ruiz

martes, 28 de mayo de 2013

sábado, 25 de mayo de 2013

Bucear a pulmón

Ya tenía ganas de grabar una canción y subirla al blog, asi que hoy me he dispuesto a ello y esto es lo que ha salido.
Es un fragmento de Bucear a pulmón de Martin, de la cual tenia la instrumental que grabamos un día que vino a mi casa y he intentado adaptarla un poco a la canción original, por que no estaban bien los tiempos y eso al haberla grabado rápido, pero creo que me ha salido algo escuchable. No seáis muy críticos vale?

video

jueves, 23 de mayo de 2013

Un pedacito del Mundo #4

Buenos días princesos y princesas, bienvenidos a Un pedacito del mundo, entrada 4 de... espero que muchas.
Lo que hoy os traigo no es un paisaje ni un skyline, más bien es una foto de mi, de mi persona, hace aproximadamente tres añitos.
El lugar en el cual se encuentra el bello galán de la foto es, como no, Canadá, más concretamente en un parque natural del cual subiré mas fotos, que presumía de tener el puente colgante más largo del mundo, del cual tengo el típico diploma que te dan cuando haces algo que ha hecho mucha mas gente antes que tu pero que dices, bueno, pues ya que he pagado la entrada, dámelo.
Lo mas gracioso de todo es que detrás del padre de la criatura se encontraban más de 15 sujetos, entre canadienses y domingueros de viernes, que esperaban a que el niño se hiciese la foto para poder pasar, al otro lado del puente y así continuar su visita, pero como no hacían más que mover la pasarela, las fotos salían movidas y  hasta que no recibimos un par de lo que mas tarde calificamos como insultos, no cruzamos este puente.


Aquí os dejo el diploma para verificar la información dada:

No me preguntéis por que, pero no me dejaba ponerla horizontal, por mas que la giraba se quedaba siempre así.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Un pedacito del Mundo #3

Hoy, dejamos el campo, los lagos y las montañas y nos vamos a una cuidad canadiense en la provincia de Alberta, llamada Calgary.
Esta, como la mayoría de las fotos de los viajes que he hecho, esta hecha por mi padre, un aficionado xD a quien desde aquí mando un saludo :)

domingo, 19 de mayo de 2013

Un pedacito del Mundo #2

En esta segunda entrega os traigo un pedacito de Eslovenia, más concretamente un lago llamado Bohinj, en Triglav, unas montañas en los Alpes en el lado esloveno.

sábado, 18 de mayo de 2013

El viaje

La canción que hoy os traigo se llama, como ya habéis podido deducir, "El viaje", de unos de mis artistas favoritos, El chojin, que sacó su nuevo disco hará como 2 semanas. Este se llama I.R.A. (Instinto, Razón y Autobiografía) y aunque esta muy dentro de su linea, también tiene temas con bases de Beat Box o incluso una que se oye de fundo lo que parece ser una cantante de ópera.
Esta canción la he elegido esta vez por que me parece un tema muy positivo, ademas, probablemente este año me voy a Madeira con mi padre y mi hermano y me gustaría que esta canción fuese como un recordatorio de este viaje del que aun solo tenemos los cimientos, y que cada vez que la escuche me haga volver al él y recordar lo bien que me lo voy a pasar.




viernes, 17 de mayo de 2013

Un pedacito del Mundo #1

La primera entrada de esta sección se la dedico a Canadá, en concreto a una ciudad de la provincia de Quebec, llamada Mont-Tremblant, la cual es un reclamo turístico por sus montañas y que junto a la cantidad de nieve que, como en casi toda Canadá, cae cada invierno hacen de esta ciudad un gran lugar para esquiar. Obviamente esta foto no esta hecha en invierno sino en verano, y desde la parte más alta de la montaña a la cual se llegaba a través de un telesilla.



Nominados por Nec. Clace al Best Blog

Hace como medio mes, justo lo que llevaba sin mirar el Blog, me llegó un comentario de una de las escritoras del Blog Nec.Clace, en el que me decía que a ver si le daba más caña al Blog y que volviese a escribir cosas como Peces de Pecera, además me nominaba junto con otros 19 Blog al premio Mejor Blog (Best Blog), del cual me niego a poner el iconito, lo siento, y me premiaba con el fabuloso honor de tener que contestar a las preguntas que veréis más abajo, vamos un premiazo jajaja.
No, en realidad se lo agradezco bastante ya que es una buena herramienta para que se den a conocer los pequeños Blogs y siempre es un placer que me hagan publicidad gratuita.
Bueno el caso es que todo esto ha hecho que me replantee el volver a intentar, y digo intentar, escribir más cosillas para ponerlas por aquí,  ademas de cambiar  No Solo Humo, para que parezca mas normal y no solo un blog hecho deprisa y corriendo.
Ademas he invitado a un amigo a que publique cosas suyas en el blog, aunque siga esa linea seudo romantico-tristona con la que empecé, que se que a algunos os gusta y a otros no, pero bueno cada uno elegirá lo que leer.
Otra cosa que quería hacer es darle al Blog un toque más visual y poner fotos chachis de los sitios donde he estado durante estos años para compartirlos con vosotros y que así no tengáis que leer tanto, por que yo se que leer la vida de otro es muuuuy aburrido y más si es la mía.
Así que sin más dilación empiezo a contestar a las preguntas de "Beste Blog" al tiempo que escucho el nuevo disco de Ismael Serrano, "Todo empieza y todo acaba en ti", el cual os recomiendo.

1.¿Que te gusta más cocinar postres o platos cucharas?
-Supongo que platos cucharas son platos los cuales se comen con cuchara en plan los callos de mi abuela o el potaje que hace paa. Si es asi, tendré que confesar que nunca he hecho nada de cucharas, exceptuando la sopa de fuego (sopa china) y la típica sopa de letras en la que me gustaba buscar palabrotas, por lo tanto contestaré que postres como por ejemplo los crepes o las tortitas, que no es por presumir pero me salen muy bien o los gofres con nata o chocolate o mermelada o azúcar o, o con lo que sea, los gofres están buenos siempre...

2.Que es lo mas importante para ti en una persona la personalidad o el físico?
-La verdad es que me gustaría contestar algo parecido a "¿como me haces esa pregunta?, esta claro, yo no soy nada superficial", pero no. Como de todos he sabido, lo primero que entra es el físico,yo especialmente  me fijo en la cara; pero una vez producida la atracción física, es la personalidad lo que mas tira, es más, alguna que otra vez me ha pasado el quedarme "pillado" de una chica la cual me gusta en el ámbito moral o psicológico pero no el el físico y me he echado atrás, cosa que me avergüenza bastante.

3.¿Cuando empezaste tu Blog?
-Pues el Blog lo empece como hace un añito junto con un amigo el cual se ha desentendido completamente de él, pero que no le culpo por ello, y creo que lo mas difícil fue el elegir el nombre del mismo.

4. ¿Quien fue la persona que te inspiro para empezar en este mundo?
-Martín sin duda, el cual por cierto es uno de los nominados y quien me gustaría que volviese a escribir, por que ha sido uno de mis referentes en esto y es una pena que no escriba en su Blog.

5. ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan seguidores por otras personas que te han conocido?
-Pues tiene gracia la verdad por que ahora mismo el único blog que leo es el de un amigo que firma como Perona, y el cual esta escribiendo una historia muy curiosa de un soldado y las cosas que le pasan en la Guerra Fría si mal no recuerdo, y seguidores, la verdad es que no se si de verdad alguien mas que María y algún amigo más leen el blog pues nunca me suele decir nadie nada, pero me da igual, yo sigo aquí.

6.¿Que te gusta mas cocinar o que te cocine?
-Pregunta fácil: que me cocine mi abuela, a ser posible croquetas de pollo o de cocido.

7.¿Comes en casa o en el trabajo?
-Trabajo??? jaaaaaaaaaaajajajjaajaajajajajajaja, pero si de eso en España no queda.

8.¿Sueles hacer recetas de verduras?
-Suelo cenar verdura casi todas las noches, pero son mis padres quien la cocinan.

9.¿Cual es tu mejor receta?
-500 mg de Tetrahidrocannabinol, o en su defecto 600 mg de Paracetamol. ¿¿Esa era la pregunta no??

10.¿ Que le pides a una persona para que sea tu amiga?
-10 €, si no tienen no les dejo ser mis amigos, yo es que me rodeo de un grupo muy selecto de gente. Pss ¿que pregunta es esa? a un amigo se le pide lo mismo que él quiere recibir, poder hablar de lo que sea cuando sea y que no te venda por nada ni nadie entre otras cosas.

11.¿Cual es la mejor película que has visto?
-Uff que dificil decisión, pues una de estas: V de Vendeta, Origen, Avatar, El rey león.


Bueno, una vez contestadas las 11 preguntas me dispongo a nominar a los Blog que quiero que dejen la casa de Gran Hermano, Por favor redobles... brrrrruummmmm


Solo nomino tres por que no conozco ninguno mas que merezca la pena, por cierto no están en orden de importancia o preferencia.







miércoles, 24 de abril de 2013

Pido cama



A lo mejor algun dia la subo canta por mi pero mientras tanto escuchar la version original cantada por el Chivi

miércoles, 10 de abril de 2013

Si ella se va

Ismael Serrano dijo una vez:  "La mayor parte de las canciones de amor están llenas de mentiras, porque por lo general se escriben para seducir y se escribe lo que ella quiere escuchar, es un pacto tácito, en el que uno miente y la otra persona cree. Hay alguna canción que trata de ser sincera. Allá van algunas de las instrucciones para salvar el odio eternamente, que lo que viene a decir es que si se va, que se cuide de nosotros, por que le declaramos el odio y la guerra. Lo que sucede es que como tantas canciones, esta está también llena de mentiras, y lo que realmente queremos decir es que si te vas que no sea muy lejos ni por mucho tiempo."



Critical

Mi Religión (Por Rios)


Era mi religión, mi ideología. Solo impuesta por un autoridad que únicamente yo entendía. Esta religión, forjada de lo más rebuscado del interior de un único músculo, me alimentaba, me mantenía vivo. Una fe ciega con la que Dios hubiese quedado maravillado.

Al alba, antes incluso de recobrar el sentido tras experiencias oníricas, rezaba. Rezaba en cada momento, mirando al tendido. Rezaba con frases y momentos en mi cabeza. Rezaba gracias a mi religión. 

Fui atraído por esa cultura, por sus ropas, sus costumbres, su día a día. Me sentía cura, obispo, cardenal y papa. Pertenecía completamente a esa nueva forma de vida, me había abducido, alienado, pero no existía razón por la cual yo pudiese llegar a perder mi fe. Era una religión que completaría la existencia del más desdichado ser humano, pero era mía, solo yo podría predicar sobre ella, me pertenecía. 

Mi fe aumentaba a ritmos descontrolados, fui dejando que cada vez me absorbiera más y más, llegando incluso a perder la realidad en los momentos que pasaba en la iglesia, en mi santuario… pero me encantaba. Me volví devoto, fanático dirían algunos, llegando a conseguir la plena felicidad solo cuando me adentraba en la iglesia. Ya no me valía rezar, no me contentaba con tener fe, quería vivir de ello, quería seguir comiendo esas exquisitas galletas que había en la capilla… Era absoluta entrega a mi religión.

Aunque el desastre llegó en momentos de revuelta. La iglesia, mi única iglesia, fue quemada, destruida. Me arrancaron la ideología sin apenas oportunidad, no pude defenderme. Fui derrotado por la resignación. Pero existe algo que no me pudieron quitar, mi posesión más preciada, la que me mantenía conectado a la vida, mi fe. 

Sigue latiendo en algún lugar de ese músculo y golpea con fuerza cuando rezo, ahora a la nada. Por ello, mi fe no ha muerto, sigue pululando esperando que en algún momento llegue su hora y la deje irse…




Rios

miércoles, 3 de abril de 2013

Mecido por el alcohol


Sentado en el borde de la cama, vomitando, gritándole a mi madre que en marco de la puerta está llorando.
-Joder chaval vas como una cuba, tu padre ha ido a buscarte, espérate a que suba.
-Estoy borracho mamá, déjame en paz, déjame acariciar la almohada no puedo más, mucho pollo bravo y demasiado Ballantines, pollo bravo que ves en suelo junto a mis lagrimas.
Ella, por fin, se dio cuenta de que no pintaba nada allí y decidió marcharse a la cocina con esa cara de “¿Qué he hecho mal?”.
Pero daba igual, esa cara ya la conocía, quizás demasiado.
Solo volvió para darme el cubo y la fregona para que limpiase del suelo de mi cuarto, los restos de una noche que no distaba mucho de todas las demás.

Decidí que era mejor recoger todo aquello ahora, antes de que el olor de la pota invadiese todo el cuarto. Mientras mojaba la fregona para volver a llenarla otra vez de vómito, escuchaba el desagradable sonido de la cafetera Express que, hace menos de dos semanas, se había comprado mi madre.
Ella nunca había tomado café pero ese año había empezado a tomarlo a todas horas para contrarrestar el efecto de los antidepresivos. Yo no solía pensarlo mucho, ya que si lo hacía terminaría por aceptar que la causa de los antidepresivos era yo y probablemente, poco a poco, dejaría de afectarme.
Volví a escurrir la fregona y a pringarla, haciendo salpicar todo lo que se encontraba a mí alrededor. No me parecía un estado óptimo para hacer eso, pero ya había empezado.

El viejo había salido, como cada mañana, a comprar el As, con la excusa de que iba a buscarme, ya que rara era la vez que nos cruzábamos al llegar yo a casa, y si era así, se limitaba a decir “ sube pa casa ya que tu madre no ha podido dormir por tu culpa”.

Quería terminar esa mierda ya, pues el remover mi propia pota con la fregona me estaba produciendo nauseas otra vez.
Aquella noche había llovido, es lo malo del otoño, por lo que estaba completamente empapado, aun así, las nauseas me hacían sudar.
Me quité la camiseta pensando que así mataría dos pájaros de un tiro, pero me salió mal la jugada. Con el movimiento, la cabeza se me fue hacia atrás y noté como, de golpe, mi boca se llenaba de saliva. Era inevitable. Intenté sellarme los labios usando la camiseta, pero fue inútil y terminé potando encima de las zapatillas. Era demasiado para mi.
Opte por dejar aquel percal, desnudarme y meterme en la cama.
Era extraño, apenas me dolía ya al vomitar y hacía mucho que había dejado de sentir ese sabor ácido en la garganta. Demasiadas veces.
Me pregunte cuantas esquinas en el rollo me habrían visto vomitar. De nuevo, demasiadas.
Me metí en la cama y me dormí mientras el alcohol mecía mi cama.

jueves, 31 de enero de 2013

Cerda 211 11ª Patre. FINAL


Era un día cualquiera, de estos calurosos en los que no sabes que hacer por que ya has terminado las clases y estas deseando irte a la playa o al campo o donde sea y desconectar con el estrés que implica vivir en un barrio como VillaBong, cuando a Jarris le dio por pensar, y pensó.
Pensó que llevaba con Rebeca más de 3 meses, ya que 4 son más que 3, y que ese mismo día harían su 4º mes juntos. Se dio un aplauso a su mismo y siguió pensando.
Pensó que dentro de poco sus padres tendrían vacaciones y que probablemente irían a la playa. La misma playa a la que llevaba yendo toda, la misma playa en la que hace más de 10 años conoció a su primer amigo mientras pisoteaban  un castillo de arena y se reían del pobre niño que lloraba, la misma playa en la que había pasado horas y horas mirando las olas e imaginando que surcaba los mares con su velero y se tiraba a una guarri en cada puerto, su playa, Matalascañas.
Tras esta breve reflexión se quito lo poco que llevaba encima debido al calor y se metió en la ducha.
Después de versionar “It’s raining Men” a su manera, salio de la ducha, se enrollo la toalla en la cabeza y, frente al espejo lleno de vapor empezó a posar desnudo y a marcar músculos al grito de “uuuuh ¿Quién es tu papi?”.
Volvió a recordar a rebeca y tras desempañar la parte central del espejo, por que las esquinas estaban llenas de corazones con las iniciales J&R, pensó que sería buena idea practicar consigo mismo lo que quería decirle.
Finalmente terminó pasando de todo y diciendo: “Hoy la meto en caliente”.
Se vistió con unos vaqueros tan piratas como él y una camiseta de los Raptors, se puso las chanclas y salió de casa para hacer el mismo recorrido que hacia cada día.
Tardó menos de 15 minutos en llegar al portal de Rebeca.
Llamó al telefonillo y contestó una dulce voz femenina.
-¿Quién es? -Dijo la voz.
A lo que Jarris respondió- Soy tu papi nena.
-Ah Jarris eres tú, un momento que te paso a Rebeca.
En ese instante sintió como sus huevos subían como un ascensor en dirección al cuello.
-Jarrito, sube, sube.- Acto seguido sonó la puerta y Jarris, aun rojo, la abrió agradeciendo que no hubiese contestado el padre.
Subió las escaleras de un cuarto piso sin ascensor pensando que, como cada día, se había duchado para nada.
El último escalón lo subió a cuatro patas casi arrastrándose por el suelo, pero nada más ver que la puerta se empezó a mover, se puso de pie de un salto propio de alguien digno de llevar su camiseta.
-¿Cómo estas mi amor?- preguntó Rebeca.
-Asado como un pollo- respondió él.
Cerró la puerta y atravesaron el pasillo en dirección a la habitación, no sin antes pasar a saludar, por obligación, a de la que pocos minutos antes habría sido su papi.
Momento incómodo.
Por fin llegaron al cuarto de Rebe y se tumbaron en la cama a besuquearse dejando un ligero espacio entre sus cuerpos para que pasase el aire.
Entonces llegó el momento.
-Rebe te tengo que decir una cosa- dijo Jarris en tono romántico.
-Vale, pero espera, déjame hablar a mi primero- dijo ella poniéndole el dedo en los labios.- He pasado los cuatro mejores meses de mi vida y han sido contigo, has cambiado tan solo para adaptarte a mi, haces que cada noche cuando nos despedimos no pueda irme a la cama sin pensar en lo feliz que soy a tu lado y al despertarme poder tener la certeza de que pasaré otro día mas contigo y quiero que siga siendo asi durante mucho tiempo. Jarris, te quiero.
A él no se le ocurrió nada mejor que decir:
-Y yo mi yuli- seguidamente la besó.
El mejor beso de su vida, es lo único que recuerda de él.
La frente le ardía y sentía como latía su corazón en cada centímetro de su cuerpo.
Intentó abrir los ojos pero el más misero rayo de luz le cegaba como si llevase dormido toda una vida.
Intento abrir la boca para gritar pero cual fue su sorpresa cuando noto que dentro de ella tenía un tubo.
Lo primero que se le pasó por la cabeza fue que unos alienígenas le habían abducido, por lo que intentó mover la mano y, con mucho esfuerzo, llevarla hasta el tubo de su boca y arrancarlo lentamente mientras unas enormes arcadas le recorrían todo el cuerpo.
En el momento en el que el final del tubo salió de su garganta dio una reseca bocanada de aire que se quedo en un casi.
Sentía que se ahogaba, como si sus pulmones no cogiesen el oxigeno del aire, por lo que volvió a coger el tubo y a intentar chupar aire de el, pero no funcionó.
Tras unos interminables segundos de desesperación empezó a sonar un pitido hasta que una mano le coloco en la cara una mascarilla de plástico pegada a una bola azul.
Se desmayó.
Volvió a despertar, esta vez pudiendo distinguir figuras.
Ya no tenía el tubo ni la bola. Ahora unos tubitos transparentes llegaban hasta su nariz y le proporcionaban un frío y artificial respirar.
Se frotó los ojos y observo. Descartó la idea de la abducción ovni. Estaba en lo que parecía ser una habitación de un hospital, en una cama con unas sábanas blancas con el logo de sanidad de la comunidad de Madrid.
Se extraño al ver que estaba en una habitación doble pero sin compañía.
Estaba muy cansado, sentía la boca seca y áspera y le rugía la tripa de una forma que jamás había sentido.
Al poco tiempo llegó una enfermera sonriente con una bata blanca.
-Hola, ya te has despertado por lo que veo.
-Shhh, no chilles- dijo él sintiéndose como con resaca.
-Perdón, ¿Cómo estás?
-Hecho mierda- dijo él cerrando los ojos.
En ese momento le vino a la mente el recuerdo, cada vez más incompleto, de Rebeca.
-¿Qué me ha pasado? ¿Donde estoy?
-Tranquilo, estás bien que es lo importante. Toma, bebe un poco- dijo la enfermera ofreciéndole un vaso de plástico con agua.
Intentó levantar el brazo izquierdo, pues es el que más próximo estaba, pero solo lo consiguió mover unos centímetros, como si le pesase una tonelada y finalmente lo cogió con el derecho.
-¿No puedes mover el brazo izquierdo?- Preguntó la enfermera cogiendo una libreta y un bolígrafo.
-Puedo, pero me pesa demasiado, pero los dedos si que los puedo mover sin
problemas -dijo él y seguidamente llenó su boca de agua y sintió como su áspera lengua se hidrataba.
-Bueno, te voy a hacer unas preguntas ¿vele?
-De acuerdo, pero ¿me puede decir antes que hago aquí?
-Lo siento pero es mejor hacerte las preguntas primero ahora que acabas de despertar. A ver, ¿sabes como te llamas?
-Claro que se como me llamo, Jarris.
-¿Jarris? ¿Jarris que más?
-¿Cómo que qué mas? Jarris a secas, ¿qué más quiere?
-Vale, ¿Dónde vives?
-En un barrio del sur de Madrid, VillaBong se llama.
-VillaBong- apuntó la enfermera- y ¿con quien vives en VillaBong?- pregunto de nuevo un  poco incrédula, como si de un cuento de fantasía se tratase, como si estuviera hablando con un loco.
-Con mis padres, en mi casa.- respondió automáticamente sin pararse a pensar- y con mi novia dentro de poco.
- Tu novia.
-Si mi novia ¿Qué pasa?
-Nada nada, bueno pues es suficiente. Voy a venir ahora con un compañero ¿vale? Mientras tanto aquí tienes el mando de la tele por si quieres verla un rato y ponerte al día.
“Ponerme al día” dijo para si mismo mientras apretaba el número 5.
La televisión se encendió al instante.
En ella Ramón García y su capa compartían pantalla con Anne Igartiburu y sus respectivas copas de champán en lo que parecía ser la Puerta del Sol, como de costumbre llena de gente.
-¿Qué hacen poniendo esto a estas alturas del año?- dijo para si mismo mientras cambiaba de canal.
Fue haciendo zapping, pero nada le gustaba ya que solo echaban cosas como pesadilla antes de navidad, los gremlins (esos pequeños cabrones que si les das de comer después de media noche se vuelven más cabrones y si los mojas se multiplican como cabrones, pero que si les enchufas con una linterna, les prendes fuego y san se acabó), y como no ET, pero sobretodo gente semiborracha en la puerta del sol.
Al ver esta plaza tan llena de gente, se acordó del día en que conoció a su querida Rebeca ¿Estaría preocupada? ¿Estaría al corriente de lo que le pasaba? ¿Donde estaría? 
En ese momento escuchó a la enfermera que venia tonteando por el pasillo con otro medico, este sin bata, en dirección hacia su habitación.
Volvió a mirar a la tele con la esperanza de que pasasen de largo y le dejasen recordar en paz a su amada.
-Hola Jaime.- dijo una voz
Él ignoró la voz pensando que no se refería a él.
-Ssshhh, no sabe nada aun- susurró más alto de lo normal la enfermera- Jarris, ya ha venido el doctor.
-Hola eeeem Jarris- dijo el doctor- ¿Qué tal te encuentras?
-Bien- dijo él sospechando que el medico creía que era tonto.
-Bueno, antes de nada ¿necesitas algo? ¿Quieres comer o beber algo? Nos ha sobrado algo de la cena y si quieres hay champán...
-No gracias, con que me digáis que mierda hago aquí me vale.
-Tranquilo- dijo la enfermera intentado relajarle mientras le cogía la mano.
Jarris la miró a los ojos y seguidamente a su manos con cara de “pero que haces” y ella le soltó inmediatamente.
-Bueno voy a hacerte las mismas preguntas que te ha hecho mi compañera y algunas más. A ver ¿Cómo te llamas?
-Jarris, ya se lo he dicho.
-¿Y, donde vives?
-¿Otra vez? ¿No lo puedes leer del papelito que tiene tu amigota o de mi ficha medica o de donde sea y decirme de una vez que narices hago aquí?
- Yo también pienso que es lo mejor, es retrasar lo inevitable- susurro de nuevo al oído del doctor.
-Pues nada, yo creo que es mejor ir siguiendo los pasos correspondientes, pero si quieres oírlo todo de golpe allá tú, solo te pido que no te enfades con nosotros pues no tenemos la culpa de todo esto, en realidad nadie la tiene.
- ¿Culpa de que? ¿Me quieres contar ya que esta pasando? ¿Por que narices estoy en un hospital? ¿Por qué me siento como si me hubiese pasado un tren por encima?
-Vale, tranquilo, yo te lo cuento todo- dijo el medico mientras se sentaba en una silla a su lado.- En realidad no vas muy desencaminado. Tengo que decirte que no te llamas Jarris como tu te crees, en realidad te llamas Jaime Antonio Resines Novita- Jarris se quedó mirándole con cara de incredulidad.- Hace unos meses, 5 en concreto, sufriste un accidente con el coche, según nos contó la policía, conducías en dirección a Andalucía cuando entraste en un paso a nivel en donde poco antes unos niños habían estado manipulando las traviesas de la vía, con tal mala suerte que un bache hizo que la amortiguación bajase, una de las traviesas rompiese la barra de dirección y el coche se descontrolase. El airbag del volante no saltó y te golpeaste la cabeza con él, de tal forma que quedaste inconsciente. Tu padre, que estaba en el asiente del copiloto, y tu madre, que estaba en el de atrás, no sufrieron ningún daño y al darse cuenta de que estabais en mitad del camino del tren intentaron sacarte de todos los modos posibles, pero el tren fue más rápido que ellos y no pudieron hacer nada. La locomotora os arrastró varios cientos de metros hasta que se detuvo, pero fue demasiado tarde, pues cuando llegaron la policía, los bomberos y las ambulancias, ninguno de los tres reaccionabais. Intentaron reanimar a tus padres, pero el único que respondiste fuiste tú, aunque no como deberías, pues te quedaste en coma.
>>Cuando llegaste aquí, nadie tenia esperanzas de que sobrevivieses, pero María, mi enfermera, luchó por ti todo lo que pudo y fue la única que tuvo esperanzas de que despertases algún día; y asi fue, has despertado hoy y según parece estás perfectamente, quitando la poca movilidad de tu brazo izquierdo y la notable amnesia que sufres que, creemos, fue producida por el primer golpe con el volante.
El ahora llamado Jaime se quedo perplejo. No sabia que pensar. En un primer momento parecía que le habían contado un cuento, una de esas historias que ves en las películas de un chico al que le pasa algo y tiene que empezar todo desde cero y superar distintos obstáculos.
Millones de cosas se le pasaban en ese momento por la cabeza, pero lo que más importancia tenía era ella, Rebeca.
-¿Me estas diciendo que todo lo que recuerdo es mentira? Mi novia, mis padres, mis amigos, mi barrio ¿Todo es mentira? ¿No existe?
-Si, probablemente solo exista en cuanto a un recuerdo que ha permanecido en tu mente, pero que has ido deformando a lo largo de tu estancia en el hospital. Seguramente solo recuerdes de ellos cosas fugaces, como cuando te despiertas de un sueño.
-No fue ningún sueño, me acuerdo perfectamente de todo.
-¿Si? ¿Sabes como se llamaban tus padres?- preguntó el medico.
-Claro, emmm, Papa y Mama- dijo con la voz entre cortada y bajando la mirada.
-Es duro, lo se, pero es así Jaime, la vida es muy jodida y cuando menos te lo esperas te puede pasar algo que la cambie completamente.
-Y ¿y por que de ella me acuerdo perfectamente?
-¿De quien?
-De mi novia, Rebeca.
-Piensa en ella, intenta describírmela, sus ojos, su pelo, su voz.
Él se quedo pensando. Finalmente dijo:
-No puedo, se perfectamente como es, pero no puedo, no sabría describírtela, es como si todo lo que conozco de ella estuviese en mi cabeza pero sin una forma concreta, sin rasgos físicos, solo se que era ella.
-Lo siento, pero es así. Ella no existió. Probablemente solo fuese el recuerdo de alguien a quien conocías, alguna chica que te gustaba, de la que estabas enamorado y jugaste con ese recuerdo hasta hacerlo tuyo, hasta moldearlo como tú querías que fuese.
Toda encajaba, cada recuerdo que creía haber vivido se estaba desvaneciendo poco a poco. Ya nada tenía sentido.
-Pues si no está ella no quiero seguir despierto, volved a dormirme, sedarme o hacer algo para que todo vuelva a ser como antes.
-Lo siento pero no podemos. Es normal que te sientas destrozado por dentro, pero piensa que ahora tienes que empezar de nuevo, vivir una vida nueva, volver a hacer todo lo que te gustaba, conocer gente nueva y enamorarte, pero esta vez de verdad.
-¡¡Menos cinco!!- dijo la enfermera.
-Rápido, pon la uno que van a empezar los cuartos.
-¿Los cuartos?
-Si, se nos olvidó decírtelo pero hoy es 31 de diciembre de 2012. María rápido unas uvas para este chico. –dijo el medico sonriéndole.
-¡Voy!
-¿Es nochevieja y estáis aquí trabajando? ¿Qué sois los más pringados?
-No hijo no, es que esto es la pública y aquí pringamos en nochevieja, en navidad y cuando quieren ellos. La cosa ha empeorado mucho desde tu accidente, ya te pondrás al día.
-Uvitas para todo- dijo María
-¡Los cuartos, lo cuartos!
Jaime cogió su platito y miró sus uvas con un hambre atroz.
1, 2, 3 y así hasta doce campanadas.
-Feliz añooooo!!!!- gritaron todos a la vez
María le dio un beso seguido de un gran abrazo para felicitarle el año y el doctor le estrechó la mano fuertemente mientras le sonreía y le hacía olvidar todo.
Doce uvas, esa fue la primera comida de su nueva vida.

domingo, 27 de enero de 2013

Precuela The Walking Parking

Dado que el primer corto de zombis producido por Cortossolo tuvo bastante exito, estamos pensando en hacer la precuela de la historia, en otras palabras, el por que de toda esta historia, que para que los que han visto Rec seria como la 3 parte, la de la boda.

Hemos barajado varias opciones, desde un meteorito extraterrestre hasta un nuevo tipo de drogas que esconde mas que un simple subidón.

Y ya que piensan mas dos cabezas que una, si todos los que hemos visto este corto proporcionásemos una idea diferente para la precuela, y en un futuro la secuela, seria la leche, asi que si tenéis alguna idea chula comentarla por aqui o a nosotros mismo, y la valoraremos de una escala del 1 al 10 donde si damos un paso atras es un 1 y si saltamos encima de vosotros agradeciendoslo y dándoos el papel principal es un 10.

De la misma forma también os agradeceríamos que os ofrecieseis voluntarios para  este nuevo corto ya que cuantos mas zombis haya, mas molara, mas gente lo vera y se podrá difundir mejor.

Bueno esto es solo un comienzo, un folio en blanco con algunos tachones y garabatos pues solo tenemos una pequeña idea de lo que queremos hacer y aun nos falta el guion, las cámaras,  los micros y sobretodo los zombis a lo que matar xD.

Os mantendremos informados.

Que dia mas triste Cap. # 2

jueves, 24 de enero de 2013

Historias para SI dormir

Hace tiempo, conocí a una chica que, por cosas de la vida, fue muy importante para mí durante bastante tiempo. Uno de los días, mejor dicho noches, que estaba hablando con ella le pedí, en plan coña, que me contase un cuento antes de irme a la cama. Ella aceptó y me lo escribió todo por WhatsApp.


Había una vez (solo se puede empezar así un cuento) un hombre al que le encantaba viajar. Este, había estado en los lugares más preciosos, desde las Cataratas del Niágara hasta los fiordos noruegos, pasando por las pirámides de Egipto. Ese mismo año, para celebrar su 60 cumpleaños, se fue a Perú. Cansado de ver tanta ciudad, se cogió una mochila y se fue al bosque a perderse sin un rumbo fijo. Tras llevar más de tres horas caminando llegó a un pueblito precioso en la falda de una montaña por el que bajaban las cristalinas aguas de un arroyo cargado de vida. Paró para descansar a la orilla de este y así reponer fuerzas para desandar el camino de vuelta al camping.
Se acercó al agua y, tras llenar su cantimplora, se mojo la nuca y más muñecas para desprenderse del calor. Tras sentarse en una roca y respirar profundamente, divisó, detrás del puente, una misteriosa cerca con pañuelos de colores colgados de los oxidados alambres a causa del tiempo. Esto le intrigó y después de abrocharse las botas y cargar la mochila a la espalda, se acercó sin prisa cruzando el puente y bordeando un campo de patatas.
Al llegar, todo lo bello que tenían esos pañuelos desde la lejanía, se perdió al comprender que lo que aquellas vallas cerraban no era más que un cementerio. Pero no era un cementerio normal, tenía algo raro. Cruzó las cercas por una obertura que impedía el paso al ganado y se paseó de un extremo a otro de la necrópolis. Tras dar dos vueltas, se acercó a las tumbas una por una. En la primera leyó “María Azucena San Juan, 10 años, 5 meses y 37 minutos”. Miró a su derecha, “José Márquez Trenado, 7 años, 12 meses 4 horas y 15 minutos” Y un poco más adelante “Elizabeth María de la Rosa, 9 años y 40 minutos. Luis Gilberto de los Palmares 8 años, 11 meses y 23 horas” Al ver todo esto el pobre hombre no pudo hacer otra cosa más que llorar.
Tiró la mochila al suelo y se dejó caer suavemente hasta hacer ínfimo el recorrido de sus lágrimas al suelo. En esto que se lo acercó preocupado un aldeano y, al ver que lloraba le preguntó:
-¿Por qué lloras mijo?
 -Lloro por la injusticia del mundo querido amigo, en unos sitios los hombre legan a ser centenarios, mientras que aquí la tragedia ha hecho que mueran más de cien niños que yacen aquí mismo.
Al oír esto el aldeano se echó a reír y, tras ofrecerle su ayuda para levantarse le dijo:
-No se preocupe por eso señor, ninguna tragedia de las que usted habla ha ocurrido en este pueblo.
-¿No es tragedia que más de una centena de niños estén ahora enterrados bajo nuestros pies?
El aldeano se volvió a reír y al ver que el hombre se quedaba perplejo le explico el porque de todo aquello. -En nuestra aldea tenemos una tradición desde hace muchos años, cada persona que nace aquí, recibe una libretita y con ella una cadena para colgársela al cuello, ¿ve?- le enseñó la suya.- En ella cada uno escribe el tiempo en que es feliz, en el que esta contento realmente, por ejemplo su primer regalo de cumpleaños, su boda, el nacimiento de un hijo, las fiestas familiares y cosas así. Todos estos momentos se suman al morir la persona y son los datos que usted ve en las lápidas, pues para nosotros el tiempo que importa es el que realmente volverías a vivir, en el que estás a gusto, feliz. Por eso, señor, no es tragedia que en estas lápidas pongan solo 9 o 10 años, pues no son niños los que están aquí enterrados, sino adultos que pasaron sus vidas aquí, en estas montañas, viviendo felices y muriendo de esta misma forma, como nos pasará algún día a todos.
Al oír esto el hombre no pudo hacer otra cosa más que sonreír y darle las gracias al aldeano por haberle quitado esa pena de encima.
Recogió su equipaje y volvió por el camino por el que había venido pensando en cual sería su cifra.

Bueno espero que os haya gustado por que ami me encantó en el momento en que lo leí por primera vez. Evidentemente no es tal y como mi amiga me lo contó en su momento, sino que probablemente solo quede de él la columna vertebral de la historia. Por si no queda claro con todo esto quería decir que en la vida hay que recordar los momentos que verdaderamente valen la pena y no pensar que todo tiempo pasado fue mejor, pues si piensas así nunca disfrutaras del presente.